[email protected]   +34 603 424 252     PEDIR CITA AHORA
Ts.001

Si usted está estresado, los tejidos blandos de la cara (piel y músculos) se afectan y producen cambios estéticos.

El proceso de envejecimiento mezclado con el estrés, puede acelerar los cambios en la piel, aumentar las arrugas, la piel pierde su firmeza y se hace mas flácida, aparecen manchas oscuras y las ojeras se hacen notorias.  

Los estudios genéticos han vinculado el estrés con el daño celular a través de dos procesos: el estrés oxidativo y el acortamiento de los telómeros.

Estrés Oxidativo: La oxidación se produce cuando el cuerpo procesa el oxígeno que se respira.

Este proceso produce radicales libres. Aunque los radicales libres estimulan la reparación de las células, también dañan las moléculas de las células circundantes.

Cuando el daño sobrepasa el proceso de reparación, pasamos por lo que se llama “estrés oxidativo”.

El estrés oxidativo es a menudo inducido por el estrés y, según un estudio publicado en el  2019, causa un envejecimiento prematuro.

Longitud de los Telómeros: El telómero es la parte final del extremo de un cromosoma, y su longitud indica el envejecimiento celular.

Cuanto más han envejecido las células, más corto es.

El Dr. Benarroch señala que existe una relación directa entre la longitud del telomero, el estrés psicológico y el envejecimiento, haciéndose mas cortos.

El estudio hace una clara conexión: el estrés psicológico acorta la longitud de nuestros telómeros y, como resultado, envejece nuestra piel.

Para mas información visite nuestra pagina  www.drsamuelbenarroch.com  o solicite  una consulta al teléfono / whatsapp 603424252

Centro de preferencias de privacidad

Obligatorias

Estas cookies son necesarias para poder navegar, de una forma básica, por la web. No recogen ningún tipo de información de carácter personal, solo hábitos de navegación.

GDPR