O.002

El yoga facial aplicado a los cuidados post quirúrgicos es de gran efectividad, consiste en una serie de ejercicios que movilizan todos los músculos de la cara y obteniendo una mejor recuperación y  estado de ánimo.

A través de la movilidad de los músculos obtenemos una mejor y más rápida recuperación física, y a través de la concentración y dedicación de un tiempo diario a nosotro mismos, conseguimos un mejor estado de ánimo y mayor relajación, muy importante en un post operatorio para cualquier paciente.

Puedes realizarlo tranquilamente desde tu cama o sillón  mientras te recuperas, no solo acelerarando la mejora de tu físico, sino también el bienestar de tu espíritu.

Los músculos de la cara no son diferentes a los del resto del cuerpo, tan solo son más pequeños, si no los ejercitas se vuelven flácidos y débiles.

Los principales beneficios del yoga facial son:

a. prevenir la aparición de arrugas y flacidez

b. relajar y liberar estrés

c. mejorar la respiración, sensibilidad, movilidad 

d. obtener una mejora en la circulación de la sangre en el rostro

Por tanto este artículo no solo será útil para aquellos que estén recuperándose de su cirugía, sino también para aquellas personas que buscan relajación y bienestar.

Yoga Facial: Gesticular y liberar la tensión rejuvenece

Aquellos ejercicios cuyo objetivo es movilizar los músculos faciales para obtener relajación, también consiguen un efecto embellecedor.

Con el yoga facial conseguimos reducir el estrés, un mejor descanso, mayor concentración y una tonificación del músculo que ayudara a combatir la flacidez y a rejuvenecer el rostro.

La pérdida de grasa y del músculo facial es parte del proceso del envejecimiento, el entrenamiento de los músculos faciales es la clave para aumentar volumen y evitar la temida flacidez.

Recomendamos realizar estos ejercicios una vez al día, en caso de periodo post quirurgico dos veces al día.

Estos ejercicios son muy sencillos, no le llevaran mas de 10 minutos y puede realizarlos en cualquier momento o lugar.

Yoga Facial: nuestra selección DB Siete Ejercicios

Antes de comenzar prepara el ambiente, ha llegado tu momento, apaga los aparatos eléctronicos, como teléfonos móviles, televisión y todo lo que pueda causar una interferencia.

Realiza 3 respiraciones profundas, hombros rectos, inspira por la nariz, expira por la nariz, el aire tiene que llegar a nuestro estómago.

Cada ejercicio has de realizarlo 3 series, cada serie compuesta por 15 repeticiones

1. WOW, vocalizando muy intensamente, y abriendo los ojos intensamente con cuidado de no fruncir el ceño.

2. El Pez Globo, coge aire por la nariz, como si fueras a soltarlo por la boca, retenlo y muévelo hacia el lado derecho (cuenta hasta 5), después llévalo hacia el medio en la zona de la boca, cambiándolo con el labio superior e inferior, y cuenta hasta cinco, cámbialo hacia el lado izquierdo y suéltalo.

3. El Puente, saca la lengua, apoyándola detrás de los dientes inferiores formando un arco; presiona la punta de la lengua bien sobre los dientes y empuja hacia fuera tensando el arco.

4. El Espejo, coge aire por la nariz, ponte delante de un espejo y lánzate besos, gesticulando con distintos estados de ánimo ( contenta, triste, enamorada, enfadada…) suelta el aire al lanzar el beso.

5. El Beso, coge aire por la nariz, prepara la posición de lanzar un beso y presiona la Palma de la mano contra los labios tres segundos, retira la mano y suelta el aire con mucha intensidad.

6. La Ardilla, arruga la nariz como lo hacen las ardillas, esto ayuda a reforzar los músculos nasolabiales, la nariz y los pómulos.

7. El Buho, forma una O con la boca, mirando hacia arriba, con cuidado de no arrugar la frente, concéntrate en el músculo del párpado inferior y ve cerrándolo despacio y con mucha concentración, notarás la resistencia en la cara y el trabajo del músculo del párpado inferior.